REPASANDO SUDAMERICA: ENTREVISTA VIRUS

 

La popularidad de Virus, nació en la década del ´80 en la ciudad de La Plata, a sólo cincuenta y dos kilómetros de Buenos Aires.  Quizás hoy,  aquellos que no son seguidores de la banda, sólo recuerden a uno de los integrantes  de los hermanos Moura ya fallecido, “Federico”.  
No obstante,  Virus supo madurar, avanzar a pesar de las perdidas, lo que hace que sus letras y canciones sean inconfundibles. Miles de personas en Sudamérica cantan y entonan las melodías de Virus en la calle, en el supermercado y hasta busquen  interpretar el significado de cada una.
Admirados por sus pares y respetuosos de la creación de los demás, Virus consigue reunir a padres e hijos en sus shows dinámicos. Allí, es dónde habita la energía característica y única  de una banda como Virus, que invita a sus seguidores bailar y volar con lo que a cada uno le pasa uno por su mente.
Julio Moura nos recibió en su departamento del barrio de Palermo de la ciudad de Buenos Aires. Entre pregunta y pregunta nos mostró instrumentos, tocó un poco su piano, nos mostró las composiciones de los últimos días y relajado encendió un cigarrillo para confesarnos que él prefiere no dar notas.

Festivales de Rock: Respecto al último disco de Virus, ¿Cómo surgió “Caja Negra”?

Julio Moura: La idea original era hacer un disco nuevo y surgió una propuesta que nos pareció muy interesante porque tratamos de que los discos reflejen  lo que somos en vivo. Con el aliciente de tocar con chicos tan geniales como Adrián (Dargelos de Babasonicos), Ale (Sergi de Miranda), Ciro (Pertusi de Ataque 77), Piti (Alvarez de Intoxicados) y paralelamente estabamos generando un disco pero como no daba para hacer un disco doble o triple incluimos cinco temas nuevos.

 
FDR: ¿Qué diferencias notas entre el noveno disco  y Caja Negra

JM: El disco nueve tuvo la característica de ser demasiado amplio en cuanto al concepto de creación. Ahora volvimos un poco al origen.

FDR: De todos los escenarios que has pisado con Virus, identificas alguna distinción en tu evolución como músico  desde el primer show a hoy en tu largo camino

JM: He tenido momentos, después de la muerte de Federico que no tenía  ganas... pero hoy disfruto plenamente. 
En cuanto a la sensación de subir a un escenario sea para veinte personas o a un estadio es siempre la misma.

FDR: Con más veinte años en escena de anhelos perseguís como integrante fundador de Virus

J.M: Yo soy un obrero de la música, me gusta componer, me gusta la cocina estar acá grabando. No me desarrollo en planes mediáticos estructurales. Creo que en  música por sí sola; entonces, creo que la misma música te va a dar la parte para dónde querés ir independientemente que ahora estoy trabajando además en un disco solista.

FDR: De qué se trata el disco solista y a qué apunta

JM: Primero estoy con Virus, ni siquiera hablo de prioridades, pero el disco solista es algo alternativo que no tengo apuro. Porque como banda “Virus”, está bien.

FDR: Cerrado de algún modo nuestro encuentro, te voy a pedir que nos comentes la anécdota del primer festival que toco Virus

JM:  Nosotros en el primer Festival que tocamos nos cagaron a naranjazos a lo bestia. Veníamos con un ensayo tremendo y tocamos dos temas cortitos y nos tiraron naranjas  papapapapa, fue un combate cuerpo a cuerpo.  
Cuando terminó  el show bajo y me pongo a llorar éramos tan pendejos...  pero Federico me dice “no te diste cuenta que nos tiraban naranjas y bailaban”. 
Al mes,  estamos grabando un disco, vinieron todos los productores. Si algo tuvo la banda fue que no se comió ninguna.

REF: 3/10/16 // Stock: .