Helmet reclamando un lugar en la historia

 

Sólo Page Hamilton se mantiene al frente de Helmet de aquella formación que publicó el alabado Strap it on allá por principios de los 90. Mientras tanto se ha ido rodeando de músicos de distinto pelaje y publicando material en otras bandas, pero sobre todo dedicado a la industria del cine. Pero ya sabemos que es época de comebacks, y a pesar de que Helmet no pasaron nunca el corte del mainstream,  se han mantenido como musas para muchos artistas posteriores. Es decir, sí alcanzaron ese status tan agridulce de banda de culto. Y eso les ha permitido mantener una cohorte de seguidores fieles que son los que nutrían principalmente la sala Caracol de Madrid el pasado 17 de febrero.

 

El motivo de la visita se enmarcaba dentro de la gira europea de presentación de su último largo Dead to the world del que dieron buena cuenta durante buena parte del show. Y al mismo tiempo repasaron algunos de sus clásicos sabedores de que es lo que el público quiere escuchar en su mayoría. Dividieron el concierto en dos sesiones con dos atmósferas bien distintas, siendo la primera parte más luminosa y directa, con un mejor sonido y puesta en escena demoledora donde repasaron su último trabajo (Death to the world, Life or Death o Bad news); y una segunda con sonidos más pesados, medios tiempos y los sonidos que les pusieron en el mapa en sus inicios. Fue esta la sesión donde sonaron Repetition, Sinatra, Unsung o In the Meantime con la que cerraron a eso de las 23h.

 

Todo el show aderezado con esos toques blues y jazzy que tanto caracterizan el estilo interpretativo de Page hamilton, pero que con las ideas frescas y atrevidas de los acompañantes (Kyle Stevenson - batería, Dave Case - bajo y Dan Beerman - guitarra) y la contundencia de la mezcla, sonaron aplastantes durante buena parte del chou. No pudimos evitar buscar referencias a pesar de que son creadores de un estilo muy personal, pero también un sonido coetáneo de bandas como Fugazzi o Idlewild.

 

Antes habían tenido la siempre difícil tarea de calentar el ambiente el dúo de Illinois,  Local H. Que a la sazón nos parecieron más interesantes e intensos con su rock psicodélico y noise con pinceladas de stoner o high energy, y es que el poder de dos acordes y actitud sigue valiendo más en directo que una buena sucesión de arreglos armónicos. Además se nutrieron también de la energía y actitud de los acompañantes de Mr. Hamilton, y les acompañaron en uno de sus clásicos con batería doblada en perfección milimétrica. 45 minutos que se nos hicieron cortos.

 

Texto: GómeZ

Fotos: Nocnar

 

17 de febrero, Sala Caracol (MADRID)

 
REF: 17 de febrero, Sala Caracol (MADRID) // Stock: .