ENTREVISTA A MAR OTRA VEZ

 

Con motivo del reciente concierto de la banda seminal de noise de nuestro país Mar Otra Vez entrevistamos a Javier Corcobado y Julián Sanz. Con una suerte de respuestas marcianas a preguntas muy marcianas también. El culpable ha sido Nocnar Tosnophal. Leed, leed malditos.

El grupo formado por Javier Corcobado y Julian Sanz a partir de las cenizas de 429 Engaños esta de vuelta. Así es, Mar Otra Vez se reúnen de nuevo para celebrar el 30 aniversario de la publicación de su primer trabajo, el EP “No he olvidado como jugar embarrado/Fiesta del diablo y el cerdo”, que supuso una ruptura con los movimientos musicales coetáneos de la piel de toro, y se ha convertido con el tiempo en la pieza angular de la andadura un grupo de culto, con mucha influencia en la generaciones underground posteriores

En diciembre estarán por aquí tocando en directohttp://www.festivalesderock.com/node/46044
No se los pierdan si están cerca. Y si no están cerca, hagan lo posible por no perdérselo. Recomendación de la casa.

FDR no se ha querido perder la oportunidad de poder preguntar a los componentes de Mar Otra Vez que es lo que ha cambiado y lo que no ha cambiado desde entonces. El resultado es, cuanto menos, sorprendente…

Hace ya treinta años de la primera formación de Mar Otra Vez. ¿Cómo explicaríais a alguien que no ha escuchado vuestra música que es lo que hacíais y por qué comenzasteis vuestra andadura musical?

JAVIER CORCOBADO: Explicar la música es cuestión de musicólogos o de profesionales del periodismo musical… Hay que escuchar ese disco, hecho desde las entrañas y la frialdad de la rabiosa juventud…

JULIÁN SANZ: Se trata de un impulso vital ineludible, con la fe ciega de una misión. Creo situar ese impulso entre las fuerzas telúricas de nuestro planeta y el infinito juego de atracciones del espacio exterior. Emana desde la guarida de dios, que está en la base de nuestro subcórtex.

Vuestro grupo, mas allá de etiquetas estilísticas, estaba formado por músicos que solían ser multiinstrumentistas, o al menos tocaban mas de un instrumento, y llevabais ese concepto tanto en el directo como en vuestras actuaciones. ¿Creeis que ese era uno de los sellos de identidad de Mar Otra Vez?

JC: Éramos y somos músicos y no músicos. Supongo que esa es una de las claves de la singularidad de Mar Otra Vez. En mi caso, con los años me he visto obligado a hacer sonar todos los instrumentos que se cruzan en mi camino… Pero sólo domino bien la voz.

JS: No lo supe desde siempre, pero siempre fui un multiinstrumentista, tanto de música como de ruido. Y sinestésicamente, con todos los sentidos. La información que me llega de los cinco, además de su realidad oficial, me llega en forma de música, de ruido, de silencio o de las tres cosas en sus ocho posibles combinaciones. Lo disfruto enormemente e impregna cada minuto de mi vida.

En un momento en el que las corrientes musicales en este país estaban muy alejadas de lo que vosotros construisteis, ¿fue vuestro estilo una consecuencia rupturista inspirada en lo que alguna gente estaba haciendo fuera de nuestras fronteras, como la no wave neoyorquina, o fue un modo de “protesta” para decir que no estabais muy en la linea de lo que se estilaba musicalmente en aquel entonces?

JC: Éramos coetáneos de grupos como Sonic Youth, The Birthday Party o The Pop Group… Cuando conocimos a esos grupos, nosotros ya estábamos haciendo una música similar, o cercana. Al escucharlos nos sentimos menos solos en el mundo. En España se han necesitado más de 30 años para comprendernos… En 1983-84 se nos catalogaba como “un grupo muy raro, muy ruidoso y violento”.

JS: Nunca hemos copiado nada de nadie y cuando sentimos que nos estábamos pareciendo a algo, por conexión intergeneracional inconsciente, nos intentamos alejar de ello con espontaneidad.
Sí, dábamos miedo. “Arfetacto sonoro”, “caos controlado”, “free-punk-jazz”, cosas como ésta decían.

Treinta años dan para mucho. Algunos de los componentes del grupo han seguido carrera musical con mas o menos continuidad, otros lo han dejado algo de lado… ¿Qué es lo que os hace volver? ¿Es un poco de nostalgia, ganas de revisitar ese momento, de revivir aquellas experiencia, o simplemente para ver si esa “magia” seguia fluyendo? ¿No os molesta que puedan acusaros de apuntaros al carro de las reuniones de dinosaurios, tan en boga ultimamente?

JC: Nuestra reunión es debida a la Providencia, no ha ninguna estrategia de marketing, pues nunca hemos tenido un “hit”. Pensamos que estar vivos tras treinta años merecía un reencuentro como celebración del 30º aniversario de la edición del primer disco.

JS: No nos van a comparar con esa clase de reuniones, porque nosotros nunca nos quedamos anticuados ni aquejados de gigantismo. Para volver nos hicimos un autoexamen “Magia” reuniéndonos en un local en mayo. Si no hubiéramos aprobado con nota ahí se habría quedado el reencuentro. El impulso del que hablaba antes es el que nos ha reunido cuando tocaba, no cuando convenia a alguien.

En el grupo siempre ha pesado mucho la figura de Javier (Corcobado), siendo la cabeza visible y espina dorsal del mismo hasta su disolución. El proceso compositivo, ¿era también asi o era mas colaborativo? ¿surgían las ideas en común o eran desarrollos sobre estructuras que Javier u otros miembros también llevaban?

JC: Hacíamos canciones a partir de poemas, que eran ilustrados musicalmente por todo el grupo…

JS: No era siempre así. Otras veces teníamos un tema y le encajábamos una letra de Javier, como me recordaba el otro día Luis en “He matado a mi hermana”. Otras veces también hacíamos verdaderas composiciones colectivas, in-situ y todos a la vez, como en “Ladra”

A lo largo de la vida del grupo, ha habido diversas formaciones. ¿Qué es lo que aportó cada una de ellas a la historia de Mar Otra Vez? ¿Se podría decir que hubo diferentes etapas estilisticas basadas en las aportaciones de cada diferente formación?

JC: Para mí el disco más importante de Mar Otra Vez es el primero. El segundo tiene algunas buenas canciones y el tercero está demasiado influido por el alcohol y la vida extrema del rock’n’roll… Luis Corchado también participó en Edades de óxido, así como uno de los mejores guitarristas que ha dado este país: Gabriel S. Arias. Todo terminó traumáticamente en 1987.

JS: Aunque naturalemente en los anales de la música figure como diversas formaciones de un todo, para mí hay dos artistas distintos con el mismo nombre: un grupo llamado Mar Otra Vez y la banda de Javier Corcobado llamada Mar Otra Vez.

Después de volveros a reunir, de tocar de nuevo juntos, de compartir horas en el local de ensayo, ¿sigue ahí la esencia de Mar Otra Vez? ¿Ha cambiado algo?

JC: En mi opinión y tras los ensayos que hemos tenido, creando algunas nuevas canciones o embriones de canciones, creo que seguimos enfermos de futuro… Somos del futuro o de otra dimensión…

JS: Parolestéticamente, sigue inmaculada la esencia de Mar Otra Vez, entre cuyos ingredientes está la flecha, que somos, disparada hacia el futuro.

Al hilo de la anterior pregunta, después de esta nueva vuelta, ¿cabría la posibilidad de alguna grabación nueva, o de registrar un directo o regrabar viejos temas con una visión de cómo los veis o han evolucionado a día de hoy?

JC: Cabría la posibilidad, sí…

JS: Sí, cabe.

Decid lo que os de la gana

JC: Salud, amor y libertad para quien se lo merezca…

JS: Libertad, serenidad, buen humor y concentración, para todo el mundo.

MAR OTRA VEZ son:
Javier Corcobado [voz, trompeta y saxo]
Julián Sanz [bajo, percusión y violín]
Andrews Wax [teclados]
Javier Rodrigo [guitarra]
Luis Corchado [batería]

REF: 3/10/16 // Stock: .